Restarting oral anticoagulant therapy after major bleeding in atrial fibrillation: A systematic review and meta-analysis

Restarting oral anticoagulant therapy after major bleeding in atrial fibrillation: A systematic review and meta-analysis

Restablecimiento de la terapia anticoagulante tras una hemorragia mayor en pacientes con FA: Revisión sistemática y meta-análisis.

El empleo de la terapia anticoagulante oral en pacientes con Fibrilación Auricular (FA) se asocia con un riesgo inherente de sangrado. Actualmente se desconocen los riesgos y beneficios relacionados con la reanudación del tratamiento tras un sangrado mayor. El objetivo del estudio fue evaluar la eficacia y seguridad del reinicio de la anticoagulación en pacientes con FA que presentaron un evento hemorrágico clínicamente relevante.

Para averiguarlo se realizó una revisión sistemática y un meta-análisis buscando estudios que aportasen datos de pacientes con hemorragia mayor y datos acerca del reinicio de la terapia anticoagulante. Se incluyeron un total de 7 estudios con 5.685 pacientes. No se apreciaron diferencias significativas en cuanto a la presencia de ictus de cualquier tipo (isquémico o hemorrágico) al comparar aquellos pacientes que reintrodujeron la anticoagulación tras el evento hemorrágico frente a los que no la reiniciaron (OR=0,75; IC95% 0,37–1,51). Se objetivó una reducción del riesgo relativo de eventos tromboembólicos, estadísticamente significativo, en los pacientes que volvieron a tomar anticoagualantes, independientemente de que el sangrado fuera intracraneal o gastro-intestinal. Se observó una tasa de hemorragia grave significativamente superior en los pacientes con reintroducción de la terapia (OR=1,85; IC95% 1,48–2,30), sin diferencias en cuanto al riesgo de recidiva del evento hemorrágico índice. La mortalidad por cualquier causa fue significativamente inferior en aquellos que reintrodujeron la anticoagulación (reducción del riesgo absoluto del 10,8%; OR=0,38; IC95% 0,24–0,60; p<0,00001). El análisis del beneficio clínico neto (BCN) demostró que reiniciar el anticoagulante después de una hemorragia grave se asociaba, de forma significativa, con una ventaja para el paciente, con menor número de eventos adversos (BCN=0,11; IC95% 0,09–0,14; p<0,0001).

Los autores concluyen que la reintroducción del anticoagulante tras un evento de sangrado mayor, en pacientes con FA, se asocia con un beneficio clínico neto positivo, comparado con la opción de suspender definitivamente la terapia, a expensas de una reducción de los episodios tromboembólicos y de la mortalidad por cualquier causa.